17 consejos si de ninguna manera quieres ser misionero

Formato
WORD
Resumen
Una lista de consejos si decidiste o evalúas aparte del campo misionero .
Fuente
Hans Ziefle, misionero de SIM, http://salglobal.org/

17 consejos si de ninguna manera quieres ser misionero

  • Por ninguna manera te informes sobre la situación espiritual de los países en este mundo, te podría inquietar y despertar un interés en misiones.
  • Mantente siempre ocupado. Déjate llevar por lo urgente, así no te queda tiempo para pensar y meditar.
  • Concéntrate en metas que te sean reconocidos internacionalmente como por ejemplo: Tener una buena carrera, tener una casa más grande, adquirir un auto más moderno, aumentar el sueldo, tener pasatiempos caros y de alto nivel, etc.
  • Bajo ninguna instancia consideres un viaje misionero a corto plazo para conocer el trabajo en el campo misionero. Dios podría volver a llevarte para allá.
  • Nutre tu rencor y tu amargura si otros te han herido. Personas que viven autocompadeciéndose no tienen una mirada para el mundo y sus necesidades.
  • Ten un oído siempre abierto a las personas que te dicen que eres irremplazable en la iglesia.
  • Recuérdale a todos que también tu país es un país misionero, y que hay más que suficiente para realizar aquí todavía. Recién entonces, cuando se haya cumplido deberíamos preocuparnos por el resto del mundo.
  • Por sobre todo evita contacto personal con misioneros. Su informe o lo que tengan que contar te podría insegurar o poner en duda tu estilo de vida.
  • No hable de Jesús con tus conocidos. Dios podría hablar a través de tus tímidas palabras.
  • Trata de no cruzarte con extranjeros en tu barrio. Podrían contagiarte con su hospitalidad y podrían sorprenderte con alguna pregunta acerca de la fe.
  • Advierte que los “nacionales” pueden realizar esta labor de mucha mejor manera. Nunca preguntes cuantos cristianos hay en realidad en ese país, ni tampoco preguntes si hay muchos grupos étnicos y menos aún cuestiónate acerca de los medio que disponen.
  • Ten compromisos a largo plazo desde muy temprana edad (créditos bancarios o algún puesto de trabajo), entonces ni siquiera entraría en discusión un viaje misionero a corto plazo.
  • Imagínate a los misioneros como verdaderos héroes espirituales que viven de una victoria hacia otra.
  • Insiste en que la labor misionera ya está cumplida desde hace mucho tiempo y que en cada país ya hay al menos una iglesia constituida, aunque esté restringida a un solo idioma o grupo étnico.
  • Nunca se te olviden tus errores, falacias y derrotas. Nunca creas que vas a llegar a ser alguien mejor. Bajo ninguna circunstancia estudies la vida de hombres como Abraham, Moisés, Jonás, Pedro, o Juan.
  • Siempre ten en cuenta que para las misiones mundiales se necesita un llamado muy intensivo y fuerte del Señor. Nunca estudies o leas los llamados de personas como: Pablo, Silas, Bernabé, Timoteo y otros grandes misioneros.
  • Evita todos los libros con títulos como “El actuar del Espíritu Santo” o algo parecido. Evita leer o escuchar como el Espíritu Santo cambia y transforma vidas, como te da el poder para ser un siervo y un seguidor de Cristo.