Liderazgo De Titanes: Cuando Las Cosas Se Ponen Difícil

Descarga LIDERAZGO DE TITANES LIDERAZGO 2.docx

Liderazgo De Titanes
Resumen

Cuando hay dificultades en el camino de la vida siempre hay razones (pueden ser varios y de diferentes causas) y por lo menos hay un “objetivo de propósito” y en el camino se presentan “múltiples oportunidades” de parte de Dios para madurar y crecer.

Fuente
Revista VAMOS

Al ser humano y también al cristiano, le cuesta mirar con suficiente distancia las situaciones y las causas que provocan las mismas. Muchas veces nos autodeclaramos de inmediato como “víctimas”. La Escritura dice que debemos enfrentar y resolver las dificultades para la honra de Dios.

¿Por qué sucede el conflicto y la dificultad?

Pueden ser: desacuerdo sobre valores, creencias, tradiciones, propósitos, metas, programas, métodos o desacuerdos sobre quién debiera tener el poder. Los conflictos también pueden darse, por sentimientos de falta de apreciación, reconocimiento, apreciación o trato injusto.

También podemos ver que el conflicto no necesariamente es negativo.

¿Cómo manejamos el conflicto? y ¿qué pretendo lograr en medio del problema?

Siempre hay razones por las cuales no deberíamos evadir el conflicto: Cuando los cambios necesarios no se llevan a cabo, o cuando el resentimiento y el descontento puede acrecentarse.

Las dificultades pueden ser dolorosas y aceptadas, pero las preguntas del por qué son necesarias registrarlas, así como reconocerlas objetivamente.

Muchas dificultades que se nos aparecen en el ministerio y en el discipulado “al lado del maestro Jesús” son consecuencias de algo y no aparecen de la nada.

Otras simplemente son ataques del mundo invisible y no se relacionan directamente con uno mismo, con las consecuencias de decisiones o las circunstancias de la vida.

Es bueno iniciar la investigación y evaluación bajo oración y lectura bíblica. El manejo del conflicto y de las dificultades puede ser acompañado mientras buscamos consejo de otros consiervos, y sobre todo consejo en la Escritura y en oración.

Cuando las cosas no se dan como uno mismo ha planificado y cuando las vidas y ministerios parecen oscuros nunca hay que olvidarse de las cosas que comprendemos y recibimos “estando en la luz” porque Dios en los tiempos de oscuridad pide “la prueba de confianza” sobre lo que le prometemos, un estando conscientes y iluminados delante de él.

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: liderazgo-y-capacitacion-de-lideres