Lo Malo y Feo de los Viajes a Corto Plazo

Lo Malo y Feo de los Viajes a Corto Plazo
Fuente
Revista VAMOS
  • Muchas veces el motivo de su integrante ha sido la necesidad de calmar su mala consciencia haciendo algo por la gente pobre sin tener que sacrificar “demasiado” tiempo en aquella actividad.
  • Muchos grupos vienen con una actitud etnocéntrica y paternalista y sin tener mucho conocimiento sobre el lugar de destino. De esta forma tienen una actitud de sólo ayudar y no pensar en el hecho de que el encuentro es para compartir.
  • En una situación tan intensa como es participar en misiones a corto plazo, se puede notar más fácilmente cuando hay problemas entre los miembros del equipo misionero.
  • Los grupos vienen muchas veces con muy poca preparación y aunque tienen un gran interés por servir, no siempre parecen conscientes y motivados en prepararse de antemano en la Biblia. Una de las cosas que también hace falta es la preparación en las relaciones y el respeto a los lugareños y también las cosas que se consideran parte de una conducta apropiada en el país a donde van.
  • Muchos grupos tienen como parte de su agenda el visitar lugares turísticos o ir a la playa. Esto es parte de lo que ha sido criticado como el “turismo religioso” al venir por un motivo misionero, pero con un deseo de también ir a viajes turísticos durante este tiempo. Para los nativos esto suele ser difícil de entender cuando primero los grupos extranjeros vienen para estar con ellos y mostrar solidaridad, para después gastar un montón de dinero en viajes turísticos.
  • El estilo de vida de los que vienen en los equipos misioneros lo hace muchas veces difícil para ellos adaptarse a vivir como los nativos. De esta forma muchos de ellos eligen hoteles que será impactante para los lugareños. En primer lugar, porque muestran que no quieren recibir la invitación de vivir en sus hogares, y en segundo lugar, porque gastan tanto dinero en su alojamiento. En una encuesta hecho con estudiantes de teología sobre misiones a corto plazo el 79% dijo que deberían vivir con familias locales, y solamente un 7% prefirió el hotel, mientras un 5% pensó que un campamento sería lo ideal. Esto muestra que para los nativos no es comprensible que los visitantes se alojen en hoteles.
  • Muchos equipos misioneros no son conscientes de cómo usar su dinero, y la gente nativa se aprovecha muchas veces de su generosidad, pero tiene también la consecuencia de que se compra la gente más que ganarles para Cristo. Mientras los visitantes quieren ser generosos, les falta muchas veces una conciencia de cómo dar su dinero de forma saludable y en coherencia con lo que opinan los líderes nativos. Muchos equipos que vienen de misiones a corto plazo tienen de antemano su agenda y la forma como quieren realizar según su propio contexto e intereses. Esto implica que no buscan el diálogo, la comunicación, y planificación con los nativos cristianos que visitan.
  • Muchos equipos tienen dificultad en venir y tomar en cuenta un panorama de todo el Evangelio. Algunos vienen para evangelizar, otros para brindar ayuda, otros para asistencia médica, pero muchas veces hace falta que lo hagan de forma holística e integrando la parte de hablar y accionar en uno solo.
  • Muchas personas que viajan en misiones a corto plazo tienen la necesidad de dejar algo visible de su estadía. Se enfocan en ese objetivo, olvidando en trabajar por terminar la construcción olvidándose la parte bíblica y espiritual.

Tomado de la Monografía del Módulo: Misiología Contermporánea” - CEMAA Autor: Odd Magnus Venas

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: equipos-de-corto-plazo

Votación
Sin votos (todavía)