Educadas en casa, recompensadas por gracia.