Todo Ayuda para Bien

Todo Ayuda para Bien
Resumen

Mientras trabaja y estudia en Nueva Zelanda, con el fin de aprender inglés como segunda lengua, Carolina está muy confiada en que los pasos que toma, son de obediencia al llamado del Señor. Esta chilena, con un llamado a Nepal, dejó su trabajo como enfermera para seguir la voluntad de Cristo en este proceso misionero.

Fuente
Revista VAMOS

Los planes de Dios han sido diferentes a los que ella se imaginaba, pero ha visto que en todo el proceso, Él conoce lo que es mejor para cada uno de sus hijos.

“A los nueve meses de que Dios me mostrara que debía salir de misiones, mientras estaba preparándome para hacer un viaje de corto plazo en un operativo médico a Nepal y comprobar si era un llamado real de Dios para mi vida. Dios cerró esa puerta y me abrió la posibilidad de hacer un viaje de corto plazo a Nepal pero a través de CIMA.

Llegué a Nepal y me sentí como en casa. Dios compartió conmigo mucho de lo que quebranta su corazón. Fue realmente genial; lo que no contaba era que a mi regreso a Chile ocurriría un terremoto de 8,9° que afectaría casi toda la zona centro y sur del país. Eso me impidió durante más de seis meses compartir acerca de lo que vi y oí en Nepal.

Luego, a mi madre le detectaron un mieloma (cáncer a la médula ósea). Enfrentando este nuevo escenario donde yo era la “hija enfermera” me dije a mí misma, -ya se acabó este sueño, fue bonito, pero todas las puertas están cerradas y no lucharé más contra la corriente.

Estando sola, sentí la voz de Dios que claramente me decía -Yo no me he olvidado de los planes y sueños que tengo para ti-, su voz y el recuerdo de sus promesas me acompañarían a lo largo de todo ese tiempo.

Todas las cosas ayudan para bien de acuerdo a la voluntad de Dios, así fue conmigo y mi familia. Mi mamá milagrosamente se sanó del cáncer y las fracturas de su columna soldaron sin cirugía a pesar de sus 68 años de edad; ella aceptó al Señor como su salvador, fue un milagro de amor de parte de Dios.

Ha sido solamente Él, que por su gracia me ha dado la fortaleza y ha hecho lo necesario en cada tiempo para impedir detenerme y volver atrás. Ha sido quién me ha enseñado que ‘mis imposibles son Sus posibles siempre’.

Dios nos conoce como nadie y sabe, cuánto podemos esperar y soportar cada uno de nosotros. Él está en control de los tiempos y sus maneras siempre serán perfectas”.

Carolina, misionera de ProVisión (www.provision.cl)

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: obstaculos-y-perseverancia

Votación
Sin votos (todavía)