Tú eres tu primera defensa

Archivo
Formato
WORD
Resumen

Tú, eres el principal guardián de tu propia vida. No basta con lamentarte si no tienes un equipo de cuidado pastoral, sino que debes depender y buscar de Dios, permitir e invitar a otros a involucrarse en tu vida.