No más excusas

No más excusas
Resumen

“Hay una gran variedad de métodos para aprender un nuevo idioma, va a depender mucho de qué es más fácil para ti (escribir, hablar, leer, escuchar). No importa la edad que tengas, si te lo propones puedes aprender un nuevo idioma. Así que no hay excusa para no hacerlo”

Jesús Londoño, misionero colombiano en Europa

Fuente
Revista VAMOS

Cuando se habla de aprender un nuevo idioma ¿cuántas veces dices cosas como?: “Soy demasiado viejo”. “No soy bueno con los idiomas”. “Es uno de los idiomas más difíciles”. Son excusas, así de simple.

Aquí está la peor parte: La excusa en sí, incluso te impide tratar o trabajar en pos de la meta de alguna manera.

Aquí está la buena noticia: Si te niegas a creer en las excusas de tu aprendizaje de idiomas, repentinamente dejará de ser cierto. Y está comprobado que los adultos aprenden más rápido que los niños. “Nunca es demasiado tarde para aprender otro idioma. Sorprendentemente, bajo condiciones controladas los adultos llegan a ser mejor que los niños al adquirir una nueva habilidad del lenguaje.” New Scientist Website

El políglota Benny Lewis, quien aprendió 8 idiomas siendo adulto dijo: -Descubrí que aprender idiomas no era tan difícil cuando se aplica el método correcto. También tienes que dejar de poner excusas, que eres demasiado viejo, no tienes tiempo, demasiado tímido para intentar utilizar esto, etc.

Deja de poner excusas y encuentra tus propias fortalezas, toma la decisión de aprender y consigue hablar.

El aprendizaje de idiomas no debería apresurarse. La misionera Helen Heron, Directora Internacional de Personal de SIM, dice que los misioneros piensan que el estudio del idioma y la cultura no es parte de su ministerio. Los misioneros se ven tentados a comenzar su trabajo inmediatamente y descuidan el estudio del idioma, pero luego se enfrentan con problemas del idioma después.

Reconocemos que el aprender una segunda lengua y adaptarse a una cultura diferente puede ser una tarea difícil, larga, ardua y hasta desalentadora o desesperante. Sin embargo, el siervo de Dios que quiere seguir las pisadas de su Señor, de los apóstoles y de miles de otros misioneros—tanto del pasado como del presente—no puede sino dedicarse esforzadamente a aprender y utilizar la lengua de la gente a quien es enviado.

Pide al Señor que por amor a ese grupo humano te dé la capacidad para ser más sociable, en caso seas una persona tímida, y verás que recibirás una gracia especial dada por Dios para acercarte más a las personas para practicar tu idioma y aprender la cultura. Cuando dejes a Dios obrar en esta área de tu vida, será un testimonio poderoso e inspirador para quienes te escuchen. Y si eres muy extrovertido, pide calma, prudencia y tranquilidad para que tu ingreso en medio de ellos sea hecho con sabiduría, en algunas culturas el exceso de efusividad podría ser mal interpretado o podrías lastimar sus sentimientos al ser tan directo o frontal.

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: idioma-y-cultura

Votación
Sin votos (todavía)