Lo que Tú puedes hacer para Levantar a tu Iglesia

Lo que Tú puedes hacer para Levantar a tu Iglesia
Resumen
Es común encontrar candidatos llamados a las misiones que dicen: -Mi iglesia no me apoya, -no tiene ni siquiera un comité o ministerio misionero, -me han prohibido que hable de mi llamado misionero a otros, etc.
Fuente
Revista VAMOS

Necesitas saber que a muchos misioneros latinos les pasa lo mismo, no estás solo en esto. Muchas veces se cree que cuando algo es de Dios, no hay ningún problema en lograrlo. ¡Falso! Desde el Antiguo Testamento vemos al pueblo de Israel luchando contra enemigos para alcanzar la tierra prometida que Dios les había entregado.

Yendo a la batalla para desalojar a quienes Dios había desechado por su pecado, para entregarle a Su pueblo, la tierra prometida. También la iglesia primitiva en el Nuevo Testamento, fue perseguida por predicar a un Cristo resucitado, con señales y prodigios que impactaron a todo el mundo conocido de esa época. En la actualidad hay muchos mártires de la fe que han sido perseguidos, torturados e inclusive muchos murieron por amor a su Maestro, de los cuales no te hablan en los noticieros y por quienes la ONU no reclama derechos humanos. La tarea no es fácil, pero eso no significa que debes desistir del llamado que Dios ha hecho en tu vida.

Tal vez Dios te está llamando a promover esta visión en medio de tu iglesia por un tiempo para que sea una iglesia que crezca en su rol en misiones o preparar el camino para el candidato que viene. Para eso también se necesita humildad... ya que a veces no queremos que otro haga la tarea. Queremos ser los protagonistas. Evalúa cómo estás promocionando a las misiones y a ti mismo. Tú eres el experto de misiones en la iglesia: enseña, expón, anima, para que tu iglesia esté involucrada en misiones.

Mira tu actitud. ¿Qué ven en ti cuando hablas de misiones? Si entras disculpándote por haber mencionado misiones, tú mismo tienes una idea incorrecta. Misiones no es una opción. Estás ayudando a la congregación a unirse a lo que Dios quiere hacer.

Mira tu ejemplo. ¿Estás involucrado en la iglesia? O ¿solo quieres recibir de ella? Debes estar en algún ministerio ya. Unas iglesias tienen miedo de dejarte salir porque no quieren perderte. Pero si estuvieras mentoreando e invirtiendo en otros líderes, quizás aceptarían mejor que salgas. Cuando salgas de tu país, ¿qué legado, patrimonio, vas a dejar a tu iglesia?

¿Tu visión es clara? Haz una prueba para ver si ellos entienden tu misión misionera. Pregunta a tres amigos/familiares esta semana cómo entienden tu llamado. Si no es claro en su mente, si no pueden comunicarlo en 20 segundos, no te has comunicado bien.

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: involucrar-tu-iglesia

Votación
Sin votos (todavía)