No quería dejar a las personas que tanto amo

regresando
Resumen

Muchas veces, el retorno a casa no es el deseo más profundo de todo misionero.

Fuente
Revista VAMOS

 Después de varios años de vivir en un lugar, de crear conexiones, conocer y ser parte de una comunidad, amarlos y tener un estilo de vida ya organizado, y que, por aparentemente temas administrativos, burocráticos o similares, deban dejar atrás todo eso, puede ser chocante emocional y mentalmente. Puede llegar a ser causa de alguna crisis interna o aún incluso afectar la salud mental.

Rocío Pisano, encargada del área de cuidado integral de Pioneros Mexico, nos cuenta su testimonio.

“Yo estuve en la Isla de Tierra Bomba, Colombia, sirviendo por varios años, sorpresivamente el 2022 me rechazaron la renovación de la visa… Empezar el proceso (de volver a casa) no fue nada fácil, les confieso fue algo duro para mí despedirme de la gente… toda esa parte emocional fue bastante dura. Yo creo que cuando amas el lugar donde vives, la gente, no estamos preparados para un regreso, pero también a la vez en ese proceso Dios me recordó que sus planes son mejores que mis planes, así que pude descansar en eso”, dijo Rocío.

Fueron varias etapas para poder entender 100% por lo que estaba pasando.

“Sí estaba contenta de regresar de nuevo con mi familia, pero sí fue duro el hecho de detenerme, de parar, fue un gran reto, porque estaba acostumbrada a estar sirviendo, a estar siempre con actividades, y de repente llegar de nuevo a tu país fue bastante duro procesarlo. Luego de dos meses, Dios abrió una puerta para servir nuevamente en una agencia misionera y creo que me ayudó bastante conectarme nuevamente con gente de misiones, eso me dio mucho, estuve super contenta por eso. Después de unos meses, tomando un curso de coaching y manejo de crisis, me di cuenta que no había procesado en su totalidad el duelo. Tomarte un tiempo, descansar es importante”, dijo ella.

Ahora como directora de cuidado integral, Rocío a través de su experiencia apoya a otros misioneros buscando información y entrenamientos, acerca del cuidado al misionero dentro del campo y especialmente al retornar al país.