Escoge bien

Escoge bien
Resumen

Como siempre, debemos considerar estratégicamente, en oración y reflexivamente el salir con alguien o comenzar una posible relación. Siempre es difícil decidir los estándares después de entablar una relación seria. La convicción siempre precede a la crisis. Nuestras convicciones de noviazgo y matrimonio deben venir antes de la "crisis de parejas" para determinar si se trata de que esta persona es el indicado(a). Necesitamos saber ahora, incluso antes de conocer a alguien, las cualidades que buscamos y cuáles son nuestros criterios no negociables.

Fuente
Revista VAMOS

Podemos usar varias señales prácticas de observación y reflexión, al encontrarnos con un(a) posible compañero(a) misionero(a). A continuación, algunas cualidades y características para buscar en una futura pareja:

  • Dedicación, amor y comprensión seria de la palabra de Dios.
  • Escucha y responde bien al Espíritu en asuntos personales y ministeriales.
  • Amor por la Iglesia, participa en la comunidad y sirve en la iglesia local.
  • Comprensión madura y práctica del evangelismo.
  • Disfruta y valora a las personas; sirve y honra a otros por encima de ellos mismos.
  • Establece metas y persevera para alcanzarlas; sus palabras y acciones coinciden.
  • Tiene un profundo valor en la práctica de la oración.
  • Se comunica bien, sin temor a discusiones difíciles, confrontaciones o conflictos.
  • Es audaz, es un potencial tomador de riesgos; tiene appreciación por la aventura y cosas nuevas.
  • Está insatisfecho con la condición social; desea de vivir "fuera de su zona de comodidad"

A medida que observamos y buscamos estas cualidades y rasgos en una futura pareja, debemos preguntarnos ¿estamos desarrollando estas mismas características o áreas en nuestras propias vidas? Confiemos en que otro misionero esté buscando a alguien como nosotros que también esté desarrollando estas actitudes y comportamientos en su vida.

Nairy Ohanian, sirviendo con Barnabás Internacional y Urbana

Test: Descubre si tu relación viene de Dios

No te guíes por tus sentimientos. Deja que Dios te guíe hacia la persona correcta. Descubre si tu relación está en el centro de la voluntad de Dios respondiendo estas preguntas:

†¿Oraste ante de comenzar y lo sigues haciendo? (1 Cro. 16:11)

†¿Ambos aman a Jesús y comparten la misma fe? (2 Cor. 6:14)

†¿La relación los ha hecho acercarse más a Dios? (Col. 3:2)

†¿Se tratan con respeto y no se menosprecian? (1 Cor. 13:4)

†¿Son pacientes, no se enojan por cualquier cosa y no son groseros? (1 Cor. 13:5)

†¿Conoce tu pasado y te acepta tal como eres? (1 Cor. 13:5)

†¿Sienten paz de Dios con respecto a la relación? (Fil. 4:7)

†¿No quieren permanecer como novios, sino planean casarse en el futuro? (Gen. 2:24)

†¿No hay presión por tener relaciones sexuales, ni tocamientos indebidos, sino que quieren esperar hasta el matrimonio? (Heb. 13:4)

†¿Solucionan las discusiones o desacuerdos con buena comunicación, y eso los hace fortalecer la relación? (Ef. 4:26)

†¿Tu familia, amigos, pastor y personas cercanas aprueban la relación y muestran su apoyo? (Mat. 18:15)

Si la respuesta a la mayoría de las respuestas es “sí”, la relación es saludable y está dentro de los parámetros de la Biblia. Sin embargo, no te confies mas bien sigan desarrollando su relación con Dios, porque al tenerlo a Él, lo tenemos todo.

Lou Torres, sirviendo con Radio CVCLaVoz https://cvclavoz.com

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: amor-en-misiones