Para que no se apague la llama