El “envío responsable” es asegurarse de la buena selección
del misionero y que los enviadores entiendan que su rol no termina
cuando el vuelo despega. La iglesia es responsable de caminar
con sus candidatos, animarlos y desafiarlos. Los misioneros
nunca dejan de ser ovejas de la iglesia, entonces nunca deben ser
abandonados.

Equipo VAMOS
PDF

Un documento que explica las responsabilidades de la iglesia, la agencia y el obrero.

WORD