El evangelio es la pasión por participar con el Pueblo de Dios