Un Movilizador Debe Tener:

Un Movilizador Debe Tener:
Fuente
Revista VAMOS

CARÁCTER: Poseer carácter firme, cultivar una integridad genuina, no sólo en lo que es correcto e incorrecto, sino mantenerse claros y firmes en todo tiempo.

Aprender a ganar la confianza y el respeto de aquellos a quienes quiere impactar con la visión.

PASIÓN: El fuego de nuestra pasión es avivado por Dios mismo. Llevándonos a un compromiso que inspire a otros, nuestras capacidades pueden ser limitadas pero nos esforzaremos por desarrollar al máximo nuestro potencial y persistir hasta ver resultados aún en medio de dificultades. Sin pasión es fácil ver las dificultades demasiado grandes y no continuar.

EMPATÍA y DEBE SABER CULTIVAR RELACIONES: Con los pastores, líderes, misioneros, y personas interesadas.

Necesitamos ser gente accesible, involucremos a la gente, que se sienta parte. No nos enfoquemos en dar, recibamos también de los demás. No debe ser tu prioridad solo la planificación, los papeles, los compromisos; Invierte en la gente (tu equipo de trabajo) y otros.

ACTITUD DE SERVICIO: El modelo de liderazgo es Jesús: “el que quiera ser el más grande, será vuestro servidor... yo no he venido para ser servido, sino para servir y dar mi vida en rescate por muchos” Mt 26:28.

El movilizador es un siervo y no un caudillo. Somos siervos sirviendo para impulsar a otros a servir.

INFLUENCIA EN OTROS: No eres influyente por la posición que ocupas, sino por quien eres. Potenciar el liderazgo de los demás, ayudarlos a desarrollar sus dones y talentos. Sólos podemos hacer muy poco, influye invirtiendo tiempo y recursos en otros, fortaleciéndolos y manteniéndolos conectados unos a otros; ellos, a su vez, influirán en otros.

INICIATIVA: El movilizador es quien provoca que las cosas sucedan, tiene iniciativa.

Aprende a soñar con los pies en la tierra trazando metas reales y alcanzables que lo ayuden a avanzar en el proceso. Procuremos involucrar a otros de modo que se sientan guiados.

ACTITUD POSITIVA: Las malas actitudes y el pesimismo arruinan la efectividad del equipo. Evaluar y aprender de los errores, ayudará a ver nuevas oportunidades. Tu actitud ayudará a que el equipo continúe o desista en el camino. La actitud positiva nos dejará ver que la tarea es amplia, difícil, pero es posible y alcanzable en el nombre del Señor.

ESPÍRITU DE SACRIFICIO: “Si Jesucristo es Dios y murió por mí, ningún sacrificio que yo haga por Él será demasiado grande” La disciplina nos lleva a sacrificar y entregar mucho, pero nunca será suficiente.

Reconocer que adoramos a Dios en cada cosa que hacemos nos permitirá crecer y disfrutar nuestro servicio. Sabemos que “nuestro trabajo en el Señor no es en vano” y que nuestra recompensa viene de Él.

ACTITUD DE APRENDIZ: Un líder siempre está dispuesto a aprender.

Especialmente de los que nos antecedieron y de los que llevan años de experiencia, es tan importante como de aquellos que están comenzando en el proceso. Trázate estrategias y sé efectivo hoy.

SUCESORES: Servir no sólo para ser efectivos, sino discipulando a otros para que también puedan servir. Un buen maestro hace un excelente sucesor, se reproduce en otros que a la vez influyen en otros. Enfocarse más en los demás que en uno mismo.

Complementar unos con otros hará que seamos efectivos.

Fuente: Dirección general de misiones de Asambleas de Dios

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: la-movilizacion-misionera

Votación
Sin votos (todavía)