10 buenas prácticas para sacarle provecho a Zoom

10 buenas prácticas para sacarle provecho a Zoom
Resumen

Zoom es una de las herramientas que más se ha usado en este confinamiento. Si bien muchos ya conocían esta plataforma, la situación a la que el mundo se enfrentó durante el 2020, hizo que se volviera mucho más familiar y que la mayoría de iglesias empezara a usarla. Solo en marzo de ese año, tuvo hasta 200 millones de usuarios activos al día.

A continuación, algunas buenas prácticas que puedes aplicar en el uso de esta plataforma:

Fuente
Revista VAMOS
  1. Busca un fondo neutral: Lo mejor es apuntar a una pared sin muchos adornos, esto ayudará a que las personas no se distraigan con los elementos que tengas alrededor. Busca un espacio ordenado y bien iluminado, que agregue claridad a la imagen.
  2. No optes por usar los fondos: Pese a lo que otros recomienden, la opción de cambiar fondo limita tu movimiento y distorsiona tu cabeza al cambiar de posición o usar tus manos. No se ve bien y termina distrayendo.
  3. Cuando no estés hablando, silencia tu micrófono: Si bien no estás hablando, los ruidos del ambiente pueden filtrarse. Ya sea alguien en tu casa, ruidos de los vecinos o hasta el teléfono. Lo mejor es silenciar para evitar distracciones.
  4. Usa y comparte recursos para tu reunión: Dentro de la plataforma puedes compartir archivos como fotos, documentos, archivos de Google Drive, Dropbox y más. Pero también puedes escribir en una pizarra virtual, lo que es de mucha ayuda en caso estés dictando un curso y necesitas realizar algún gráfico o dibujo en vivo.
  5. Anima a los participantes a usar emoticones: Si estás dictando algún estudio o taller, una buena opción para la dinámica de preguntas que evita que los participantes se atropellen unos a otros es usar el emoticón de “levantar la mano”. Si quieren reaccionar ante un comentario, también hay iconos de aplausos, entre otros.
  6. Utiliza el modo de pantalla adecuado: En la herramienta tienes dos opciones, puedes ver a la persona que habla en pantalla grande o activar el modo de galería para verlos a todos. Te permite visualizar hasta a 49 participantes. Tú escoges el modo que es mejor para el taller o la reunión.
  7. Habilita o deshabilita la sala de espera: Si tu interés es que los participantes puedan ingresar al evento y compartir entre ellos sin necesidad de que tú estés conectado, puedes desactivar la sala de espera. Por otro lado, si quieres que todos ingresen al mismo tiempo, puedes tener la opción prendida. Esto hará que cuando alguien se conecte, le aparezca un mensaje indicando que el anfitrión lo dejará ingresar pronto al evento.
  8. Usa las salas para grupos pequeños: En la versión pagada de la herramienta, puedes crear grupos pequeños. Esta opción permite que haya más participación. Se recomienda entre 13 y 20 minutos y con solo una actividad para hacer o hasta dos preguntas para conversar.
  9. Graba el evento: Los participantes pueden grabar audio y vídeo de la reunión de manera local en un ordenador. Los archivos grabados podrán subirse luego a un sitio web de almacenamiento de archivos como Dropbox, Google Drive o un servidor de transmisiones públicas como YouTube o Vimeo.
  10. Usa la función de votaciones: Una de las facilidades de la versión pagada es crear una encuesta. Todos la contestan y después, puedes mostrarles las respuestas. Recuerda que la versión pagada te permite configurar más funciones y es recomendable cuando haces eventos con muchos participantes.