Construyendo confianza y puentes

Construyendo confianza y puentes
Resumen

Escondido en nuestra sala está un grupo de estudiantes universitarios hablando acerca de la vida. Para muchos de estos estudiantes las reuniones como ésta son una rareza. Muchos de estos estudiantes asiáticos crecieron en una cultura que les enseña a guardarse las cosas para sí mismos. Las emociones no han de expresarse, según ese pensar, y siempre debería evitarse el mostrar debilidad.

Fuente
Revista VAMOS

Mi esposa Hannah y yo hemos estado aquí casi tres años y en ese tiempo hemos comprendido mejor los desafíos del ministerio en esta cultura. Uno de los desafíos es ya aparente. En muchas formas el ambiente es altamente opresor y la gente rara vez da a conocer sus luchas personales a otros.

Frecuentemente hay poca confianza, incluso entre amigos. Usando una plataforma de consejería y entrenamiento para la vida, damos charlas regulares en nuestro hogar y alrededor de la ciudad acerca de cosas como identidad, relaciones de pareja, y navegando a través de los conflictos cotidianos. Tenemos una política que gobierna todas nuestras acciones.

Es directa y funciona. En pocas palabras, abiertamente compartimos nuestras vidas sin esconder cosas de nuestros estudiantes, y les permitimos compartir cosas de sus vidas. En una ciudad habitada por miles de estudiantes universitarios, las necesidades pueden ser asombrosas.

Ellos están en un punto crítico de sus vidas. Están en un lugar de apertura y receptividad.

Aquí pueden apartarse de sus familias profundamente jerárquicas por un momento y responder importantes preguntas de la vida.

En una sociedad donde el rendimiento y la fuerte competencia profesional dominan, los estudiantes universitarios están encadenados a pesadas cargas emocionales.

Un estudiante de 25 años en nuestro grupo mantiene una apariencia frontal particularmente abrasiva para esconder sus profundos sentimientos de inferioridad. Su historia es típica, la primera vez que lo conoces, él tratará de humillarte. Muchos estudiantes tratan de actuar orgullosamente, pero en realidad se sienten muy pequeños.

En respuesta a estos asuntos de la sociedad, muchas universidades están ahora requiriendo que todos los estudiantes de primer año atraviesen una evaluación psicológica antes de inscribirse. Pero aunque muchos estudiantes enfrentan problemas emocionales, tienen miedo de compartirlos con los escasos y pobremente entrenados consejeros escolares por temor a que ello pueda influir en sus calificaciones.

Esperamos ampliar nuestros servicios y convertirlos en una empresa formal de consejería y entrenamiento para la vida, que nos permita tener una plataforma para permanecer en el lugar y extender nuestro alcance.

Ya que somos un grupo independiente, la plataforma neutral es ideal para darle a la gente un sentido de confidencialidad. Estamos orando por la adición de consejeros entrenados comprometidos con un servicio a largo plazo.

Por favor, únete a nosotros en oración por los estudiantes universitarios de Asia. Ora para que puedan experimentar la redención de Cristo de manera profunda, por medio de simples conversaciones.

Por David

 

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: luz-para-el-medio-oriente