Lánzalos a la Misión

Jóvenes
Resumen

Desafiar a tus jóvenes a que cumplan la Gran Comisión es parte fundamental en el ministerio juvenil. Tu tarea es ayudarlos a ver más allá de las cosas presentes y descubrir su rol dentro del plan divino. Podrías estar levantando grandes hombres y mujeres de Dios e invirtiendo en misioneros que alcancen muchas vidas. Eso es darle trascendencia a tu ministerio.

Fuente
Revista VAMOS

El misionero Andrés Corrales cuenta que cuando él era adolescente, junto al director de la agencia misionera FEDEMEC, iniciaron un programa juvenil muy creativo en donde compartían sobre las misiones mundiales y desafiaban a los jóvenes a responder al llamado misionero.

Así lograron captar a muchos jóvenes. Hoy Andrés es misionero en el Uruguay junto con su familia. Está encargado del ministerio Especialidades Juveniles y trabaja promoviendo el trabajo juvenil. Muchos de sus amigos que fueron parte de ese ministerio, hoy se encuentran trabajando en las misiones mundiales.

“Hoy, cuando miro esos años que viví en ese ministerio desde el Uruguay donde hoy soy misionero junto a mi familia. Y cuando les escribo un email a otros amigos que fueron parte de ese ministerio y están involucrados con la misión global de Dios. Sé que ese trabajo valió la pena”.

Sean Marston, misionero de SIM especialista en el trabajo juvenil dice que los grupos juveniles deben buscar actividades que los lleven fuera de su zona de confort y les permitan experimentar a Dios trabajando a través de ellos. “Los jóvenes están buscando que su fe sea real y hacer algo. Quieren ver su fe en acción y no sólo tener conocimiento así que, ayúdales a tomar riesgos en su fe”.

Javier Zubieta, misionero de SIM trabajando con jóvenes en Bolivia, dice que hoy día los jóvenes están más preparados, con más opciones, recursos y herramientas que hace 30 años atrás y el darles tantas oportunidades de conocimiento pero atarles las manos para que no hagan nada, puede desanimar sus corazones. “Si no canalizamos todo su potencial en unos años nos va a faltar personal misionero”.

Despierta la pasión misionera en tus jóvenes

  • Un viaje de corto plazo fuera o dentro del país: Visitar un pueblo, ir a servir y colaborar con otros misioneros, etc.
  • Actividades de servicio: Relacionándolos con gente de otras culturas o contextos. Gente sin hogar, con VIH/SIDA, ancianos, refugios, etc.
  • Que investiguen sobre problemas sociales: SIDA, tráfico de niños, gente sin vivienda, salud, analfabetismo, etc. y ύnanse a una organización que promueva el tema para que ellos continúen interesados y en contacto.
  • Mantengan las conexiones regulares: Después de un viaje de corto plazo o proyectos de servicio el joven puede dejar atrás lo que realizó. Hagamos de estas actividades algo constante y mantengamos proyectos continuos para que el joven pueda seguir desarrollando su pasión misionera.