Dios cuida de sus obreros en misión

Dios cuida de sus obreros en misión
Resumen

Hay una frase popular entre los plantadores: “si te encuentras involucrado en la plantación de iglesias, estás en problemas”, esta frase es motivada por la gran lista de desafíos que enfrentan los plantadores. Sin embargo, al mismo tiempo que pasamos momentos de dificultades podemos ver la mano de nuestro buen Dios cuidándonos.

Fuente
Revista VAMOS

El pastor y plantador Erico Maia nos cuenta:

“Cuando llegamos a Perú nuestra prioridad era lograr la visa para estar legales en el país. Hicimos requerimiento para una visa religiosa, pero era necesario tener una carta de un pastor peruano que nos recomendará en migraciones. Eso era un obstáculo, pues no conocíamos a nadie.

Pedimos apoyo en algunas iglesias, pero nos lo negaron, entonces empezamos a orar. Un día recibimos un correo de un pastor de Piura que no conocíamos, pero él dijo estar dispuesto a ayudarnos.

Hasta hoy es una incógnita cómo él logró contactarnos. Fuimos hasta Piura y aparte de darnos la carta de recomendación, este hombre de Dios nos hospedó en su casa y nos trató con mucho amor. Son milagros así donde experimentamos y comprobamos que Dios nos estaba estableciendo en Perú."

¡Ánimo, plantador!

Si hay un factor determinante que nos ha servido de mucho ánimo ha sido el obrar del Espíritu Santo en la vida de las personas, ver personas quebrantadas, convertidas, sanadas, cambiadas, libres no se compara con los momentos difíciles que hemos tenido.

Pienso que en el ministerio pastoral no faltan motivos para tener problemas. Si la iglesia no crece es un problema y si la iglesia crece también es un problema.

En una época en la cual vivimos problemas muy serios con mi familia, por causa del trabajo pastoral, mi esposa me contó que lloraba dormida, esa mañana me desperté con una desesperación de Dios en mi corazón y en mi devocional Dios me mostró este versículo que tal vez sirva de ánimo a alguien también: "Así ha dicho Jehová: reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo... esperanza hay también para tu porvenir dice Jehová..." (Jer. 31:16,17).

Por Miguel y Teresa Di Paolo pastores Iglesia de Dios Córdoba - Argentina

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: plantacion-de-iglesias

Votación
Sin votos (todavía)