Síntomas del Agotamiento

Síntomas del Agotamiento
Resumen

Fatiga profunda, sensibilidad e insatisfacción en el trabajo o el ministerio, sensaciones no realistas de fracaso, dificultad para tratar los problemas con otros, sensaciones de vacío y agotamiento, poco o nada de gozo en el ministerio, relacionarse con la gente es cada vez más difícil, entre otros.

Fuente
Revista VAMOS

Sentirse cansado y no querer ir a trabajar puede ser parte del agotamiento, pero hay más que solamente esto. Los tres mayores síntomas son:

  • Agotamiento emocional intenso: El agotamiento más que físico, es emocional. Te sientes gastado, consumido, abrumado por las necesidades con las que la gente viene. No es que no quieras ayudarlos, simplemente no tienes lo necesario para continuar haciéndolo.
  • Despersonalización: Para protegerte a ti mismo, empiezas a alejarte de los demás. Empiezas a ignorar a la gente local que necesita ayuda. Ignoras sus pedidos y empiezas a ser descortés con la gente que viene a servir contigo. Tiendes a convertirte en una persona severa, dura y cínica, poniendo a la gente local por debajo. Quieras o no, ves a las personas como objetos.
  • Falta de realización personal: Quieras o no, empiezas a volverte inefectivo y te sientes así. Empiezas a sentirte como la clase de persona a la que la gente no le agrada. Solías ser sensible y bondadoso, pero te das cuenta que ahora eres frío e indiferente. Ves como si no estuvieras cumpliendo lo que Dios te ha llamado a hacer, y te preguntas si aún lo escuchas.

El agotamiento extremo es el resultado de un continuo estrés por un largo periodo de tiempo. No pasa de la noche a la mañana, pero te consume sin que te des cuenta. Otros misioneros, lo pueden notar antes que tú, pero si te hicieras una revisión periódicamente, lo podrías detectar. “Burnout” no es un desorden psiquiátrico, pero es un fenómeno que reducirá grandemente tu efectividad como misionero además de lo que le hace a tu persona y familia.

Fuente: “What a Missionaries Ought to know about Burnout”, Ronald Koteskey Member Care Consultant.

“La palabra burnout procede de la ciencia de la cohetería y se refiere al punto en que el combustible del misil se ha consumido completamente.

Utilizando este concepto, no creo que sea la voluntad de Dios, para ninguno de nosotros, que lleguemos al agotamiento durante nuestro peregrinaje en esta tierra”.

Dr. Wendell Friest, psicólogo y misionero en Taiwán

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: agotamiento

Votación
Sin votos (todavía)