¿Puedo ser misionera, aunque tengo un pasado de abuso sexual?