Decisiones que Perduran

Decisiones que Perduran
Resumen

No importa cuando lo hagas o el tiempo que inviertas en enseñar a los niños, ellos nunca olvidarán lo que aprendieron. Si lo hacemos, habremos formado una profunda compasión y mentalidad por las misiones que se quedaran con ellos hasta la edad adulta.

Fuente
Revista VAMOS

Gabriela, quien ya es adulta, respondió a su llamado misionero a los 12 años.

“Respondí al llamado misionero luego de leer cinco veces consecutivas un libro de inspiración de una misionera argentina que trabajó en comunidades indígenas”, dijo Gabriela Montiel de Argentina.

A partir de ese momento se involucró en el trabajo en la iglesia, con niños, obra misionera, música y todo en lo que pudiera servir a Dios.

Después de estudiar junto a su esposo en el instituto bíblico y Dios los llevó al mismo lugar donde había servido la misionera que tanto la había inspirado.

Trabajaron allí 15 años, en trabajo social y en la capacitación a los líderes de las iglesias.

Después, desde hace 6 años, se encarga de enviar misioneros como parte de la Agencia Misionera Internacional, y movilizar a las iglesias.

“Dios me ha bendecido ricamente en todo mi servicio a Él en Su obra, ya que he tenido el privilegio de ver como muchos de los niños en los cuales sembré la pasión misionera hoy están en el campo sirviendo en África, Inglaterra y Argentina”, dijo Gabriela.

Ella lleva más de 3 décadas sirviendo al Señor. Actualmente, da talleres de movilización a las misiones en la niñez, a las iglesias que lo solicitan y capacita a maestros que trabajan en el ministerio de la niñez en sus congregaciones.

“No solo Dios me ha permitido inspirar a niños y jóvenes de su pueblo sino primeramente a mis propios hijos. ¡Bendito sea su Nombre!” dijo Gabriela.

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: movilizando-la-juventud

Votación
Sin votos (todavía)