Una Lucecita que Nunca Dejará de Brillar

Una Lucecita que Nunca Dejará de Brillar
Resumen

“Debes creer que los niños pueden ser alcanzados para Cristo, que para Dios no importa la edad lo que importa es un corazón dispuesto para recibirle”.

Rocío Silva, misionera en Mozambique

Fuente
Revista VAMOS

Viajemos en el tiempo y pongámonos frente a Jesús y sus discípulos. Una gran multitud está atenta a lo que el Maestro está enseñando pero sus estómagos no puede dejar de rugir, la sensación de hambre empieza a ser notoria alrededor. Así que, un pequeño niño, con tan sólo una merienda sencilla, decide entregárselo al Señor ante Su llamado y Él multiplica esa comida para miles.

En otra oportunidad, vemos a Jesús en medio de la multitud. La gente desea entregar a sus hijos al Maestro para que los bendiga pero los discípulos se interponen. Jesús, con una tierna sonrisa y los brazos abiertos les dice: Dejad que los niños vengan a mí y no se lo impidan, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

Para el mismo Señor Jesús, los niños son de alta estima. No son tan pequeños que no puedan ser útiles para Su reino, ni tampoco son considerados como un asunto de poca importancia.

Un pequeño puede ser una gran luz en medio de un mundo oscuro. Doris Esteves, misionera de SIM quien trabajó en Etiopía, dijo: “Los niños no se guardan las cosas, van a compartir con sus papás lo que escuchan y llevarlos a la reflexión, son verdaderas lamparitas en sus hogares”.

Por eso es tan importante enseñarles bien, trabajar con ellos desde edades tiernas. Nimia Valladares, Directora de Llamados a Ser Maestros, dice que mientras sean más pequeños, hay más apertura al Evangelio, y siendo niños hay una disposición más fuerte para adorar a Dios. Si no les enseñamos bien de ese Dios al que deben adorar, terminarán adorando a los famosos de este siglo.

Fanny Crosby, una compositora famosa de grandes himnos cristianos, es recordada como una gran mujer de adoración. Pero cuando sólo tenía meses de nacida, debido a un mal tratamiento quedó ciega de por vida. Desde su niñez fue criada para admirar y amar a Dios, cualquiera fuera la circunstancia y a sus ocho años de edad escribió una de sus primeras composiciones: “Oh qué alma feliz soy aunque no puedo ver; he resuelto que en este mundo contenta estaré. Cuántas bendiciones disfruto, que otra gente no ...”. Fanny llegó a ser una grande compositora estadounidense, reconocida y admirada por el impacto de su vida. Una pequeñita que fue instruida en los caminos del Señor, alumbró todo una nación y un mundo.

Responsables de Cuidar esa Luz

Si queremos que los niños sean impactados y conquistados por el Evangelio, es necesario que vean nuestro propio ejemplo de vida. Laura Eller, misionera en España de One Challengue quien trabajó muchos años en el ministerio con niños, dice que de lo que nosotros vivamos, ellos van a aprender. “Para llegar a sus corazones con el Evangelio, debemos vivir una vida cristiana autentica en el día a día”, dijo Laura.

Es un reto, no sólo para los que trabajan con niños, sino para todos aquellos que los rodean. Los padres no pueden desentenderse de la formación espiritual de sus hijos, ni responsabilizar únicamente a los ministerios de niños o a las escuelas. Son ellos los que deben hacer su misión en su hogar. “Nuestro primer campo misionero es nuestra casa, nuestros niños”, dijo Nimia Valladares, Directora de Llamados a Ser Maestros.

Aquel que ha sido llamado a cumplir esta humilde pero importante labor no debe desmayar. El misionero que trabaja con niños está haciendo una parte importante en el futuro de las generaciones.

Elsa Corvacho, misionera de ADIEL que trabaja en plantación de iglesias dice: “No se cansen, muchas veces al trabajar con niños no ves los resultados inmediatos. A veces puedes sembrar, otro va a cosechar pero, una vida vale la pena el esfuerzo. Si un niño se convierte y permanece en los caminos del Señor, valió la pena todo el esfuerzo que hiciste”.

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: trabajando-con-ninos

Votación
Sin votos (todavía)