Ya no eres tú, somos equipo

Ya no eres tú, somos equipo
Fuente
Revista VAMOS

El efecto positivo deseado, en la mayoría de las veces, se logra cuando el grupo de voluntarios es más grande y, además, unido. Cuando decidimos formar parte de un grupo de voluntarios, o nos inscribimos para apoyar un evento u organización, dejamos nuestras individualidades en la puerta y formamos parte de un equipo, del ‘todos’.

Usar la plataforma del voluntariado con el objetivo de obtener un favor propio es un grave error. “Tal vez esto se deba a la falta de una buena preparación para este servicio. Debemos asegurarnos de haber desarrollado relaciones sanas e implica instar a otros y confrontarlo”, nos dice Olguita Cásula-Laínez, movilizadora en Honduras y voluntaria con el Congreso de COMIBAM.

Debemos aprender a dejar de lado todo beneficio propio y priorizar el bienestar de todos, y recordar este principio si llega el momento de corregir a otros en amor, que sea en favor de la persona y equipo.

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: trabajo-en-equipo

Más Recursos

Busca más sobre la Iglesia Misionera. Hay recursos para las etapa:

Votación
Sin votos (todavía)