12. Adaptación al campo

Adaptación al campo

Introducción

La única cosa constante en la vida misionera son los cambios. Todo cambio en tu vida (positivo o negativo) produce un efecto en ti, aunque no lo creas, o no te des cuenta en su momento. Al salir de tu propia cultura, experimentarás diferentes sensaciones que en tu país tal vez nunca tuviste. No te desesperes, todo esto es el famoso estrés o choque cultural.

La buena noticia es que poco a poco irás entrando y sintiéndote parte de la nueva cultura en la que sirves, hasta sentir que encajas muy bien en ella, una vez que te hayas adaptado.

Como hijos de Dios y misioneros, estas cosas van a pasar y es mejor que seas consciente de ello. Y que cuando de pronto, hasta tu cuerpo reaccione, entiendas que no estás enfermo ni repentinamente has perdido tu llamado o la fe en el Señor.

Objetivos

  • Que aprendas cómo adaptarte a la nueva cultura, que te recibe para que seas un canal del amor de Dios para ella, y así llevarle el mensaje más maravilloso que pueda recibir un ser humano.
  • Que entiendas el choque cultural como parte de tu proceso de adaptación y sepas cómo manejarlo.
  • Que sepas que en toda tu vida, el ciclo de choque y adaptación (ya sea cuando llegas o cuando vuelves a tu país) será una constante, porque se repetirá ante cada cambio o nueva situación inesperada.

 

Capitulo en PDF