Necesidades emocionales de las mujeres en el campo misionero

Necesidades emocionales de las mujeres en el campo misionero
Resumen

Debemos entender las experiencias de las mujeres en el campo (local y global) y enseñar a otras cómo orar y acompañarlas.

Fuente
Revista VAMOS
  1. Amistades cercanas: Todas las mujeres necesitamos de una amiga íntima, alguien con quien ser auténtica y sentirse aceptada. Las transiciones, mudanzas, aislamiento, el tiempo e idioma hacen estas relaciones muy necesarias. La tensión en el equipo misionero o con la iglesia local aumenta el vacío que sentimos.
  2. Seguridad y estabilidad: Dios nos hizo de forma sensible; razón por la cual, buscamos seguridad y estabilidad, también tener comodidades, un espacio que sea nuestro para decorar a nuestro gusto, un espacio libre de peligro para cuidar a los hijos, pero, en el campo hay mucha inseguridad diaria, mudanzas y transiciones, peligros de persecución y violencia, etc.
  3. Contacto físico: Dicen que, para estar sana, una mujer necesita al menos de 8 abrazos por día, y en Latinoamérica, el contacto físico durante el día es normal. Las latinas en el campo, ya sean casadas o solteras echan de menos este aspecto cultural; en algunos casos no hay ninguna muestra de cariño por días.
  4. Cuidar de sí mismas (espiritual, física y emocionalmente): Solemos cuidar a todos los demás menos a nosotras mismas. Siempre abundan los quehaceres y demanda de nuestro tiempo, pero la mujer necesita aprender a cuidarse a sí misma y su vida espiritual. Con las demandas de la vida diaria, nadie más va a ponerlo como prioridad.
  5. Cuidar de su boca y actitud: Lamentablemente tenemos muchas dificultades con esto. La tendencia muy natural es chismear, quejarnos, criticar, fastidiarse o ser negativa. Hay proverbios que parecen graciosos al referirse a más vale habitar en un rincón de la azotea o en el desierto que habitar con mujer pendenciera y de mal genio (Proverbios 21:9 y 19), pero es verdad, tenemos que cuidar nuestros corazones primero, para que lo que salga de nuestras bocas sean para bien y no para mal. Los chismes y las críticas afectan al equipo misionero y la habilidad de tener amistades sanas un ciclo vicioso.

Christina Conti, movilizadora en Perú

 

 

Si deseas conocer mas sobre este tema, entra al siguiente link: mujeres-en-mision

Votación
Sin votos (todavía)